Declaración del artista

Con mis pinturas exploro formas de dar forma a mis pensamientos y entendimientos abstractos. En parte sobre lo que significa vivir. En parte sobre la conexión entre el individuo y la sociedad. En parte sobre qué fuerzas motrices, deseos y emociones impulsan el cambio político. Principalmente en términos de sostenibilidad ecológica, social y económica. Veo mis motivos como espacios mentales entre la realidad y el lenguaje.

Busco conexiones entre los eventos mundiales y mis experiencias personales. Mi objetivo es expresar mi comprensión del presente. Para comprender mejor estos temas, reflexiono sobre mis propias experiencias y las de mi comunidad, actuando como un cuasi-psicoanalista. A través de mis pinturas me esfuerzo por pintar un atolladero mental sin dictar cómo pensar o actuar. Espero que mis pinturas animen al espectador a deambular y explorar sus propios pensamientos.

Encuentro consuelo en pintar distopías, ya que brindan un vistazo al presente y una advertencia para el futuro. También sirven como un recordatorio de la resiliencia de la naturaleza, incluso en las circunstancias más sombrías.

Mis pinturas a menudo representan tensiones psicológicas y encuentros entre personas. O pueden representar una desagradable y palpable falta de encuentros interpersonales.